¿Qué es la Terapia Gestalt?

La Terapia Gestalt se considera una filosofía de vida o actitud ante la vida que valora la
presencia, la conciencia y la responsabilidad y no tan solo como una psicoterapia que pretende
calmar el sufrimiento psíquico. Se trata de encarar con honestidad situaciones o sentimientos
desagradables y poder estar con todo ello para avanzar y evolucionar.
Actitudes del enfoque gestáltico:

  1. VIVE AHORA, es decir, preocúpate del presente más que del pasado o del futuro.
  2. VIVE AQUÍ, relacionándote más con el presente que con lo ausente.
  3. DEJA DE IMAGINAR, EXPERIMENTA LO REAL.
  4. SIENTE Y OBSERVA, abandona los pensamientos innecesarios.
  5. PREFIERE EXPRESAR antes que manipular, explicar, justificar o juzgar.
  6. ENTRÉGATE AL DESAGRADO Y AL DOLOR TAL COMO AL PLACER, no restrinjas tu darte
    cuenta.
  7. NO ACEPTES NINGÚN OTRO “DEBERÍA O TENDRÍA” MÁS QUE AL TUYO PROPIO.
  8. RESPONSABILÍZATE PLENAMENTE DE TUS ACCIONES, SENTIMIENTOS Y PENSAMIENTOS.
  9. ACEPTA SER COMO ERES.


La terapia Gestalt fue creada por Frederick Perls y se encuentra dentro del marco de la
Psicología Humanista por su invitación al desarrollo del potencial humano o crecimiento
personal para dar un sabor más satisfactorio a nuestra vida, nuestras relaciones con el mundo,
con los demás y con nosotros mismos.

Está influenciada por el psicoanálisis, la filosofía existencial y oriental, el psicodrama y los
principios de la “Psicología Gestalt”. Nos acerca a aspectos clave como la conciencia, la
autorrealización, el desarrollo personal y la autoestima.

Tiene un enfoque holístico que propone un acercamiento e integración de las diferentes
dimensiones del ser humano (físico, afectivo, cognitivo, social y espiritual) para lograr un
estado de equilibrio y bienestar. Cuanta más coherencia exista entre lo que pienso, siento y
hago más espontaneidad y autenticidad tendrá mi manera de vivir y de relacionarme.


“Intentar es mentir. Lo intentaré quiere decir que no tienes intención seria de hacerlo. Si de
veras piensas hacerlo, di: «lo haré»; y si no, di: «no lo haré». Hay que hablar claro para
pensar claro y obrar claro”.

Fritz Perls


Se pone énfasis en la imagen que tenemos de nosotros mismos para no limitarnos a dos o
tres cosas y ampliarnos a sentir y ser otras partes de nosotros mismos; en aprender a
escucharnos
para dar salida a nuestras necesidades. No podemos elegir lo que sentimos, pero
sí lo que hacemos con ello; en tomar conciencia de nuestro cuerpo y usarlo como brújula en
la vida
. El cuerpo es la casa de nuestras emociones, sensaciones y pensamientos y nos indica
cuándo lo que vivimos es agradable, desagradable o indiferente. Nos indica cuándo algo va
mal, cuando preservar el espacio vital es importante o cuando me siento segur@ para
acercarme al otro; y en la redefinición de nuestras creencias sobre nosotros, los demás y el
mundo.

El espacio de acompañamiento te permite ir desde la exploración del propio problema a la
comprensión del mismo. De la situación que se está viviendo al cambio de actitudes y/o comportamientos para vivirlo de una forma más apropiada conforme a las propias
convicciones, valores y posibilidades reales del momento.

“Sé como tú eres, de manera que puedas ver quién eres y cómo eres. Deja por unos
momentos lo que debes hacer y descubre lo que realmente haces. Arriesga un poco si
puedes. Siente tus propios sentimientos. Di tus propias palabras. Piensa tus propios
pensamientos. Sé tu propio ser. Descubre. Deja que el plan para ti surja dentro de ti”.

Fritz Perls

Descubre cómo puedo ayudarte a través del Mindfulness

× ¿Cómo puedo ayudarte?